La danza además de ser divertida, es una excelente disciplina que permite a niños, jóvenes y adultos mantenerse en forma, ya que gracias a su actividad aeróbica ayuda a mejorar el funcionamiento de los aparatos respiratorios, circulatorios y óseos.

Aunque para algunos aprender a bailar puede ser todo un reto, los beneficios psicológicos y emocionales que aportan a la salud invitan a probar este tipo de actividad física. ¿Te apuntas a descubrir por ti mismo las ventajas que detallamos a continuación?

Mejora tu estado de salud

La danza o el baile es uno de los ejercicios más completos que hay porque utilizas todo tu cuerpo. Ayuda a mejorar la flexibilidad, la fuerza y la resistencia física. Previene la aparición de patologías como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Sentirás un notable cambio en tu estado de ánimo

Al bailar lo único de lo que te tienes que preocupar es de dejar fluir el ritmo en tu cuerpo y disfrutar. Esto hará olvidarte de los problemas y preocupaciones que te inundan en el día a día, reduciendo así los estados de tensión y estrés. También te ayudará a canalizar la adrenalina y a estar más feliz, aumentando la vitalidad, la motivación y la ilusión por la vida, por lo que te convertirás en una persona más positiva.

Todo esto ocurre gracias a la acción de las hormonas del placer, endorfinas, dopamina y serotonina, que se liberan durante la práctica de una actividad física como la danza o el baile.

Fortalece la autoestima y la seguridad en uno mismo

Asistir a clases de danza es una excelente manera para relacionarte con otras personas, y está demostrado que mantener buenos lazos afectivos contribuyen a mejorar la autoestima y las actitudes positivas hacia uno mismo y los demás.

El baile también ayuda a incrementar la seguridad en uno mismo, ya que cada vez que consigues aprender un nuevo paso, experimentas una sensación de autorrealización indescriptible por haberlo conseguido.

Mantiene tu cerebro activo

Según un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine, el baile reduce un 76% el riesgo de sufrir demencia, ya que proporciona desafíos mentales que son claves para el mantenimiento de la agilidad mental y la salud cerebral.

Desarrolla tus habilidades musicales y creativas

La danza desarrolla el oído, el ritmo y la coordinación, lo que está muy relacionado con el desarrollo de las habilidades musicales y la creatividad.

Sal a bailar hoy mismo y comienza a disfrutar de todos estos beneficios. Si quieres aprender, ¡Prepárate con nosotros! En Formaeduca creemos en la importancia que tiene el baile, por ello hemos incorporado Clases de Danza en nuestra oferta formativa. ¡Apúntate!