El verano es una época en la que hay más flexibilidad de horarios, de comidas, etc. Es decir,  la rutina se relaja y en septiembre se puede hacer cuesta arriba volver a nuestras respectivas obligaciones. Por eso no es extraño que al final de la temporada estival tanto niños como mayores sufran lo que los expertos llaman “depresión postvacacional”. Este síndrome los sufren un tercio de los trabajadores, es mayor cuanto más largo es el periodo vacacional y se produce por una desconexión y falta de adaptación entre la etapa de descanso y la laboral. Los síntomas son apatía, falta de energía y concentración, desánimo y malestar general. En el caso de los niños pueden sufrir cansancio, cambios de humor e incluso problemas estomacales.

Así pues, es aconsejable seguir una serie de pautas que pueden hacer que la vuelta a la rutina sea más agradable:

  • Cambio de horarios

relojDurante las vacaciones solemos mantener unos horarios muy diferentes a los que llevamos el resto del año; nos levantamos más tarde y trasnochamos más.

Es importante que unos días antes de empezar el colegio o el trabajo vayamos ajustando nuestros horarios a los que tendremos más adelante.

Esto nos asegura un buen descanso y evitaremos levantarnos cansados y apáticos.

  • Comida

Por todos es sabido que el desayuno es la comida más importante del día, puesto que cuando nos levantamos llevamos unas 8 horas sin ingerir nada; debería aportar más o menos un 20% de las calorías diarias.

El resto de comidas deben ser equilibradas y con variedad de alimentos, lo que hará que nos sintamos más enérgicos y optimistas.

  • Tiempo de ocio

biciA consecuencia del buen tiempo, en verano y sobre todo en vacaciones, solemos dedicar más tiempo a actividades al aire libre y de ocio. Es interesante ir acotando el tiempo que dedicamos a ellas para ir acostumbrándonos a la rutina. Pero esto no quiere decir que debamos dejarlas totalmente de lado. Dedicar todos los días un rato después del trabajo o del colegio a una actividad que nos guste como aprender un idioma o en el caso de los niños divertirse en una ludoteca hará que nos sintamos más animados.

  • Niños

material escolarCon respecto a los más pequeños, preparar junto a ellos el material escolar, la mochila y ojear los libros que tendrán en el nuevo curso es un gran aliciente. Además, hay que mostrarles todos los aspectos positivos de la vuelta al cole, como puede ser ver de nuevo a los compañeros y todo lo que aprenderán.

 

Tanto si sois de los que estáis deseando empezar la rutina como si no, en Formaeduca os damos la bienvenida y nos alegramos de volver a veros por aquí.