Cuando empiezan las vacaciones de los niños, a los padres les queda decidir que hacer con ellos durante los meses que no tienen cole.

Podemos barajar varias opciones para ocupar su tiempo, desde dejarlos con los abuelos hasta apuntarlos a campamentos.

Los campamentos urbanos son una de las alternativas más demandadas. Pasan tiempo con niños de su edad a la vez que disfrutan de talleres adaptados y actividades programadas. Una de las ventajas  de este tipo de campamento, es la flexibilidad de horarios. Podemos dejar a nuestros hijos por la mañana a medio día o por tarde, en función de nuestro horario laboral. Contamos también con la tranquilidad de que están en buenas manos, y sabiendo que van a disfrutar de su tiempo libre.

¿Cuál es la mejor opción?

La principal diferencia entre los campamentos, reside en el tipo de actividades que ofertan y el lugar en que se desarrollan.  El elemento diferenciador son los talleres que se llevan a cabo y las instalaciones.

Desde Formaeduca y en colaboración con Menudos Artistas y Campus FP, este año hemos lanzado un campamento urbano, que cuenta con gran variedad de actividades.

El objetivo es que los más pequeños se diviertan e intereactúen con otros niños, a la vez que desarrollan habilidades tales como: la comunicación, la confianza en ellos mismo, o el trabajo en equipo. Además están continuamente supervisados por monitores y profesores acreditados.

¡No permitas que se aburran este verano!

campamento_urbano