Aprender inglés gracias al cine de animación

Aprender inglés se ha convertido, sin duda, en un requisito casi imprescindible para la vida moderna, tanto en el ámbito laboral como académico. Si estás buscando ampliar tus horizontes o dar un impulso a tu carrera profesional, aprender un nuevo idioma es siempre una buena idea.

Existe la posibilidad de disfrutar y divertirse mientras se aprende una nueva lengua. Por ello, cada vez son más los motivos para apuntarse a un curso de inglés y mejorar nuestra capacidad expresiva también fuera del aula.

    Beneficios del cine de animación:

  • Mejorarás tu comprensión oral y la fluidez en el idioma

  • Poco a poco, tu oído se irá acostumbrando a la dicción inglesa. Cada vez captarás más palabras que, inconscientemente, se irán sumando a tu glosario. Aprender un idioma nuevo es siempre una carrera de fondo, pero irás notando los resultados a corto plazo.

  • Predominancia de la imagen

  • Una de las ventajas más importantes del cine de animación es la relevancia que tiene la narrativa visual. Si eres nuevo en esto de ver películas en versión original o tienes un nivel básico en inglés, las películas de animación te permitirán seguir la trama aunque haya palabras que no termines de comprender.

  • Lenguaje adaptado a un público general

  • Otro de los beneficios: están creadas para dirigirse a un público de todas las edades. Por lo tanto, hay conversaciones y expresiones sin apenas slang o argot en el idioma original. Además, la pronunciación será más clara y cuidada ya que, en muchos casos, el público objetivo se encuentra también aprendiendo el idioma.

    Consejos para aprender inglés viendo cine de animación:

  1. Escala la dificultad

  2. Si tienes un nivel básico de inglés, puede ser buena idea que primero veas la película con el audio inglés y subtítulos en castellano. En el siguiente visionado, pon los subtítulos en inglés: de este modo, comenzarás a comprender e interiorizar la estructura de las oraciones y aprenderás cómo se escriben muchas palabras. Tus errores en los ejercicios de writing irán disminuyendo. De esta forma, se quedará en tu memoria cómo se deletrea gran parte del lenguaje cotidiano.

  3. Apunta las palabras o expresiones que no entiendas

  4. ¡No te quedes con la duda! Anótalas y búscalas después en un diccionario o traductor. Tu vocabulario se irá ampliando paulatinamente y podrás expresarte con mayor fluidez y naturalidad conversando en inglés.

  5. Si tienes hijos, puedes ver las películas con ellos

  6. Los niños tienen una capacidad asombrosa para absorber toda la información que reciben a edades tempranas. Entrena su oído inglés a la vez que pasas un rato divertido en familia. Ellos serán capaces de seguir la historia gracias a la narrativa visual. Además, puedes conversar con ellos sobre los temas tratados en la película.

  7. ¡Conviértelo en una rutina!

  8. Da un paso más allá. Prueba a ver tu película favorita con audio y subtítulos en inglés. De este modo, descubrirás nuevos aspectos que, inevitablemente, se pierden en el doblaje. Series, programas de televisión… Aprovecha los momentos de ocio para seguir entrenando tus habilidades lingüísticas fuera de clase.

    Recomendaciones cinematográficas para comenzar:

  • Brave (Brave: indomable)

  • Otra de las ventajas de ver películas en V.O. es que aprenderás a identificar y comprender los diferentes acentos existentes en el habla anglosajona. En Brave, podrás disfrutar del acento de las Highlands o Tierras Altas escocesas. En ella, se tratan temas como el choque entre tradición y modernidad, el paso de la adolescencia a la edad adulta o las relaciones maternofiliales.

  • Zootopia (Zootrópolis)

  • Esta película es una fábula moderna en la que quedan retratadas multitud de circunstancias sociales. A través de los diferentes animales que aparecen en ella,nos encontramos con una película perfecta para entrenar nuestro oído inglés. La trama principal aborda cuestiones de gran importancia y actualidad, como el racismo o la desigualdad de género.

  • Inside out (Del revés)

  • Una película imprescindible para adultos y niños. Aborda temas poco habituales como la inteligencia emocional, la gestión de las emociones o la depresión en la infancia. En España, estamos acostumbrados a escuchar un acento británico «neutro». Gracias a esta película, conoceremos también el acento americano, así como algunos localismo y pronunciaciones particulares de los estadounidenses.

¿Te animas a mejorar tu inglés mientras te diviertes? Puedes consultar nuestra oferta formativa si quieres aprender idiomas de una forma diferente. Recuerda: ¡hacemos fácil lo más difícil!